CIRUGÍA DE HERNIAS DE ABDOMEN EN MONTERREY 

Cirugía de hernia

 

 

Cirugía quirúrgica de una hernia o herniorrafía es la cirugía para corregir una HERNIA, que es una protrusión anormal de órganos internos, por lo general el intestino, a través de un punto débil en una pared muscular.

 

Definición de la cirugía quirúrgica de una hernia

 

 

Antes de la cirugía, al paciente se le suministra un sedante para que esté adormecido. Se usa anestesia local o raquídea, de tal manera que no se sienta dolor durante el procedimiento pero, en algunos casos, dicho procedimiento se lleva a cabo bajo anestesia general, con el paciente dormido y sin sentir dolor.

 

El cirujano hace una incisión sobre el área de la hernia, re posiciona el tejido u órgano dentro de la pared muscular, repara el tejido muscular y cierra la piel. En muchas reparaciones de hernia inguinal, se utiliza un pedazo pequeño de malla plástica para reparar el defecto en el tejido muscular.

 

La reparación laparoscópica de una hernia está ganando cada vez mayor popularidad, dado que este método utiliza una técnica mínimamente invasiva.

 

Indicaciones de la cirugía quirúrgica de una hernia

 

La Cirugía quirúrgica de una hernia se puede recomendar cuando ésta presenta dolor o los síntomas interfieren con las actividades diarias. Igualmente, se puede practicar cuando hay grandes protrusiones a través de un pequeño orificio, lo cual interfiere con el flujo sanguíneo o causa una obstrucción intestinal.

La mayoría de las hernias se deben reparar para prevenir las posibles complicaciones derivadas de una restricción del flujo sanguíneo o de una obstrucción intestinal.

 

Cuáles son los riesgos de la cirugía quirúrgica de una hernia

 

Los riesgos de cualquier procedimiento con anestesia son:

Reacciones a los medicamentos

Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Sangrado

Infección

Los riesgos adicionales de la Cirugía quirúrgica de una hernia incluyen los siguientes:

Daño a estructuras adyacentes

Reaparición de la hernia

 

Después de la cirugía quirúrgica de una hernia

 

La mayoría de las hernias se pueden reparar con una simple operación que ofrece riesgos mínimos para el paciente.